10 habilidades que debe desarrollar un líder.

El liderazgo es una de las cualidades más valoradas en la búsqueda de perfiles para
gerencia y alta dirección. No todos los jefes son líderes y es una soft skill que debe
desarrollarse a lo largo de la trayectoria profesional.

Si bien es un factor importante para formar equipos altamente competitivos, la misma
rutina o la falta de tiempo junto con las tareas operativas y administrativas no dejan
mucho espacio en la agenda para enfocar en desarrollar las competencias gerenciales
necesarias para ser líderes.

Aún con ese inconveniente, existen competencias clave que los líderes desarrollan a fin de
impactar positivamente en sus equipos de trabajo y dirigirlos hacia el cumplimiento de
metas. Te presentamos 10 de las más importantes.

  1. Capacidad de decisión
    Tomar decisiones de manera rápida, contundente y oportuna genera confianza en el
    equipo y reduce tiempos en procesos. En muchas ocasiones los procesos tienden a
    extenderse indefinidamente si el líder de equipo sobreanaliza la situación, procrastina,
    posterga la decisión o espera una autorización no indispensable. Por ello debe existir un
    enfoque en tomar decisiones sin mirar atrás.
  2. Actitud positiva
    El entorno empresarial siempre tendrá puntos altos y bajos. No siempre tendremos el
    mejor panorama frente a nosotros y por ello los líderes deben convertirse en un faro de
    optimismo que motive al equipo a continuar. Para esto se requiere valor y confiar en las
    habilidades del equipo para trabajar juntos y superar cada situación.
  3. Innovación
    La capacidad de buscar soluciones nuevas o diferentes a problemas y retos se convierte en una necesidad en ambientes en que los recursos son limitados, los equipos son pequeños y las metas son ambiciosas. En la era digital, son los innovadores los que tienen madera de líderes.
  4. Apertura de mente
    La rigidez de pensamiento, sobre todo cuando los planes de acción enfrentan
    contratiempos o cambios puede jugar en contra de la empresa. Por ello, los líderes deben estar dispuestos a ser más flexibles e implementar los cambios necesarios en el plan según se requiera, siempre abiertos a nuevas ideas.
  5. Confianza en su equipo
    Los equipos más efectivos no son necesariamente los que tienen al mejor talento o a los
    elementos más productivos, sino aquellos que cuentan con el talento necesario que
    combinado logran lo que de manera individual sería complicado. La clave de los equipos efectivos reside en delegar responsabilidades y confiar en el talento, preparación y experiencia de los miembros, lo cuál permite descubrir sus capacidades e impulsarlos a lograr mejores resultados.
  6. Autenticidad
    Dejarse de poses, de buscar imitar a otros y buscar una voz propia que te permita generar conexiones quizá no sea al prime paso de los grandes líderes pero es clave para ganarse la confianza del equipo y otros compañeros de trabajo, así como al tratar con externos. Un enfoque más auténtico permitirá enfocarte en lo verdaderamente importante y no en cómo lo presentas.
  7. Visión
    Tener una idea clara de a dónde se quiere llegar, qué se puede lograr y lo que se espera
    del equipo es el primer paso para saber qué objetivos quieres alcanzar. Si bien no es algo que se aprende de la noche a la mañana, la experiencia permite pulir esta habilidad clave para marcar una dirección.
  8. Persistencia
    Ni todo el talento, preparación o credenciales pueden llevar a un equipo tan lejos como la perseverancia. La disposición de ir más allá de lo que detendría a otros es la diferencia entre los que intentan las cosas y los que logran que estas sucedan.
  9. Responsabilidad
    Asumir la responsabilidad y lidiar con los problemas, así como las consecuencias de
    nuestras decisiones y estar dispuestos a trabajar en soluciones son cualidades que
    diferencian a los líderes de los jefes. En un entorno en el que existe competencia,
    deadlines y retrasos en los procesos, lo más común es buscar culpables, no soluciones.
  10. Comunicación
    No basta con desarrollar las habilidades anteriormente mencionadas, sino hacérselo saber al equipo. Muchos de los problemas que tienen las empresas tanto a nivel interno como hacia externos comienza por la mala comunicación. La habilidad de dar a conocer
    mensajes de manera clara, breve, oportuna y entendible permita a los equipos conocer de mejor forma lo que se espera de ellos y el camino de acción a seguir.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *