5 consecuencias de la guerra comercial

Un tema que ha estado presente tanto en los círculos económicos como tecnológicos a nivel mundial es el de las guerras comerciales. Podríamos definirlas como la adopción de tarifas, aranceles, impuestos, subsidios o barreras al comercio por parte de uno o varios países, muchas veces en detrimento de otros.

Este tipo de políticas económicas, contrario al libre comercio, busca restringir el intercambio de bienes y servicios con otros países, ya que las consecuencias pueden afectar no solamente a los países a quienes aplican estas medidas sino incluso a los países que las aplican.

Se menciona mucho en la historia reciente el término porque se ha convertido en común, particularmente en casos como Estados Unidos, Rusia, México, China, Cuba e Irán que han aplicado o se han visto afectados por estas medidas, la gran mayoría por cuestiones políticas más que económicas.

Cabe señalar que no es una política nueva. Basta recordar el problema por los impuestos al té que desencadenó los eventos de Boston que comenzaron la guerra de Independencia de Estados Unidos o los impuestos al traslado de especias de China a Europa por tierra que motivó a descubrir rutas por mar y logró que los europeos llegaran a América. Incluso la Gran Depresión de 1929 encontró su origen en guerras comerciales.

Aquí, 5 consecuencias visibles que nos han dejado las guerras comerciales.

1. Variación en el tipo de cambio.

Medidas como impuestos o subsidios que buscan beneficiar a una economía nacional el perjuicio de otras provoca un menor flujo de productos ante los costos de importación o exportación que aumentan, desde alimentos hasta gadgets o automóviles. Por ello, algunos países deprecian su moneda para que ese costo disminuya y las empresas se animen a invertir.

2. Nuevos avances tecnológicos.

Uno de los casos más conocidos fue el de la firma Huawei al romper relaciones con Google, lo que dejaría sin actualizaciones o nuevas versiones del sistema operativo Android a sus teléfonos. Esto puede representar una oportunidad para la firma china de trabajar en su propio software nativo que se adapte mejor a los teléfonos y ser competitivo por el número de usuarios actuales. Un buen ejemplo de sistema nativo es Apple con su iOS, tan intuitivo que estableció un estándar en el software para móviles.

3. Búsqueda de nuevos socios comerciales

Otra de las grandes oportunidades cuando dos aliados clave entran en guerra comercial es que pueden buscar nuevos aliados que estén dispuestos a aceptar sus productos o proveerles de materia prima incluso a mejores precios y cambiar el panorama económico y geopolítico. Uno de los casos más comentados en los últimos meses es el de Italia y Rusia que adoptarán la tecnología 5G, que garantiza conexiones inalámbricas móviles de mayor velocidad, con China como su proveedor, siendo que Europa era visto históricamente como territorio económico Afín a Estados Unidos, el otro país que actualmente ofrece esta tecnología

4. Mudanza de fábricas.

Aunque se trata de una consecuencia a largo plazo, sobre todo por la inversión que se requiere para montar una planta de producción, es una de las consecuencias más comunes de las guerras comerciales derivada de la búsqueda de lugares que ofrezcan menores costos de producción para las empresas. Ejemplos de esto es la frontera de México y Estados Unidos llena de maquiladoras de empresas estadounidenses o el ascenso de China como fabricante de tecnología, desbancando a Japón. El abandono de fábricas en Francia e Inglaterra se dieron también por los altos costos de producción, muchos de ellos derivados de tarifas o impuestos.

5. Precios más altos para ambas partes

Las guerras comerciales eran más efectivas cuando cada país producía exclusivamente para consumo interno y lo que importaban era casi una curiosidad, como la seda de China, los espejos de Venecia, las especias de Asia o el chocolate de México. Ahora que el mundo está interconectado en una red de comercio, el alza de impuestos y otras tarifas crea un efecto búmeran, en el que incluso el país que las impone termina afectado. El caso más representativo es el de Estados Unidos con China, a quien piensa imponer hasta 25 por ciento de aranceles, siendo que la principal compañía tecnológica de ese país, Apple, produce todos sus productos en territorio chino, lo que ocasionará un alza de precios en el teléfono más vendido del país: el iPhone.

Si bien vemos un resurgimiento de las guerras comerciales como la consecuencia lógica de décadas de libre comercio, sus consecuencias se amplifican en vez de limitarse. Solamente los próximos años y la forma en que gobiernos y empresas se reconfiguren en consecuencia a estas nos dirán la respuesta de cuál será su verdadero impacto.

7 gadgets que no lograron conectar con los usuarios

La tecnología avanza a pasos agigantados, de manera que avances que hace algunos años conocimos apenas por portales de noticias o reportajes de TV ahora se usan de forma cotidiana. Tecnologías como las pantallas táctiles, las conexiones 5G, el almacenamiento en la nube, las redes wi-fi de banda ancha y periféricos sin cables son parte de nuestra vida diaria gracias a que llegaron productos novedosos a nosotros.

Sin embargo, han habido casos de gadgets que, a pesar de ser novedosos o traer tecnología nueva, fueron un fracaso en ventas y tuvieron que ser retirados del mercado.

Virtual Boy

La que se anunciaba como la primera consola de realidad virtual de Nintendo fue lanzada en 1995 e incluía un visor de color rojo con su base y un control individual, pero su esquema de juego no era lo que los jugadores esperaban: de entrada, el juego solamente podía verse en tonos de rojo aunque incorporaba vista en 3D, era nula la interacción con otros jugadores, la base no podía ajustarse, lo que causaba dolores de espalda y no existían opciones de juegos que realmente justificaran el precio o que explotaran el concepto de realidad virtual por lo que se convirtió en el primer fracaso comercial de la firma de videojuegos.

Google Glass

Uno de los esfuerzos más costosos de Google para llevar la realidad aumentada a la vida cotidiana se presentó en 2012 y generó muy buenas reseñas en la prensa y especulaciones sobre la integración de la RA en la vida cotidiana. Buscaba realizar las funciones de un teléfono sin usar las manos, reaccionando incluso con comandos de voz e incluyendo un sistema operativo Android. Su precio de 1,000 euros hizo que su venta no tuviera el éxito esperado y se limitó al Reino Unido. En 2015 Google dejó de producir copias de su prototipo y en 2017 se lanzó una versión especial para empresas, pero nunca se vendió a escala global.

Pantallas 3D

Con el resurgimiento de las salas 3D a principios de la década de 2010, la industria de electrónicos no se quiso quedar atrás y desarrolló sus primeras propuestas de televisores con esta tecnología. Incluso varios modelos salieron al mercado. Marcas como Samsung y Sony buscaban ganar el mercado, lanzando desde modelos que incluían sus propios lentes especiales hasta pantallas que no requerían lentes. Para este fin, las películas que se proyectaran requerían un tratamiento especial para convertirse a 3D y se requerían canales especiales de TV en este formato, por lo que los altos costos de desarrollo y adquisición hicieron que el concepto nunca despegara.

N-Gage

Nokia era el líder en teléfonos móviles a finales de la década de los 90 y principios de la de 2000, así que puso la mira en los juegos para móvil que en aquel entonces cobraban popularidad y quiso llevarlo más allá como competencia del Game Boy. Fue así como sacó el N-Gage, el primer teléfono-consola portátil. Problemas de usabilidad como el no poder interrumpir juegos para recibir llamadas o el tener que retirar la batería del teléfono para insertar el cartucho de cada juego no ayudaron mucho, además de su pantalla vertical. Aunque después se lanzó una versión mejorada, nunca gozó de gran popularidad y se considera el principio del fin de Nokia como líder en el sector.

Zune

En un mercado en el que el iPod controlaba el 70 por ciento del mercado, Microsoft lanzó su propio reproductor de MP3 en una amplia variedad de colores. Sin embargo, el diseño, forma de uso y facilidades para descargar y escuchar canciones no lo convirtieron en una opción atractiva frente al diseño y usabilidad del dispositivo de Apple. Se lanzó en 2006 y para 2011 fue retirado del mercado.

Netbooks

Esta década también vio el surgimiento de un nuevo tipo de dispositivos portátiles que estaban dispuestos a quitarle mercado a las laptops, particularmente con el mercado estudiantil. Las netbooks eran computadoras (ordenadores) portátiles de dimensiones reducidas (9-11 pulgadas de pantalla) habilitadas para navegar por Internet. Sin embargo, su poca memoria no permitía correr varios programas al mismo tiempo, el almacenamiento se saturaba muy pronto y su poco tiempo de vida útil (poco más de un año) les hizo perder ante las recién llegadas Macbook Air

Playbook

El primer gran contendiente ante el surgimiento del iPad fue Blackberry Playbook en 2010. En aquel entonces la empresa era famosa por los protocolos de seguridad en sus dispositivos, así que era un competidor natural, sin embargo el dispositivo tuvo muchos inconvenientes, como no contar con acceso a correo electrónico, calendarios, libreta de contactos o Blackberry Messenger, así como a conexiones 3G, lo cuál hizo que desde el principio estuviera en desventaja y aunque se corrigieron esos aspectos en versiones posteriores, poco después fuera descontinuado.

7 efectos secundarios de la Economía Colaborativa:

Desde hace un par de años se habla de manera cotidiana de Economía Colaborativa, este esquema que une a quienes ofrecen un producto, servicio o conocimiento con aquellos que lo requieren o podrían utilizarlo.

Mediante plataformas digitales, las empresas pueden conectar a los oferentes con sus consumidores cobrando una comisión por este servicio. Bajo este esquema operan empresas como Uber, AirBnb, Lift y Blablacar.

Sin embargo, como comento en este texto, el término se ha expandido para incluir conocimiento e información (Wikipedia, MasterClass, Coursera), empresas que producen el servicio (Jetty, Aliada, incluso Tesla) y finanzas, monetización o crowdfunding (Kickstarter, Fondeadora, Kueski).

La llegada de estos nuevos jugadores a las economías de los países más desarrollados ha generado el clásico conflicto entre nuevos y viejos esquemas en el que los primeros buscan consolidarse y los segundos hacen todo lo posible para no morir. A esto agreguen cambios demográficos y de estilo de vida que están viviendo las grandes urbes y tenemos los siguientes efectos:

1. Presión sobre los gobiernos

Algunos gremios, como el de taxis, existen regulados por los gobiernos de cada ciudad. Por lo mismo, con la llegada de servicios de transporte como Uber, Cabify o Didi, los taxistas han presionado a las autoridades locales para prohibir o al menos homologar los trámites que estas lataformas hacen a fin de evitar que dominen el mercado. Incluso en países como España y Francia han logrado prohibiciones tempotales de estos servicios.

2. Zonas habitables se convierten en zonas disponibles

París es el perfecto ejemplo de zonas altamente turísticas que han desplazado a los habitantes locales. Siendo la ciudad con más Airbnbs del mundo, algunos edificios de la zona centro han acondicionado departamentos únicamente para ser rentados en esta plataforma, incluso deshabitados pero acondicionadoa para parecer que ahí vive alguien.

3. Necesidad de definir políticas laborales

Al no ser empresas tradicionales con una fuerza laboral amplia sino que conectan a proveedores de servicios con consumidores, se ha generado un debate de si esos proveedores pueden ser considerados empleados y deben contar con prestaciones laborales. El caso de Uber es el más notorio pero ha abarcado a empresa similares. Algunos como Aliada prefieren tener como empleadas a quienes prestan el servicio por temas de imagen corporativa más que legales antes de que los gobiernos decidan legislar al respecto.

4. Surgimiento de empresas especializadas

Con el surgimiento de nuevas empresas surgen proveedores de productos y servicios para la misma. En el caso de Airbnb, surgieron empresas dedicadas a acondicionar departamentos y darles una imagen hogareña para hacerlos más atractivos a los turistas. En el caso de los servicios de transporte provado, las aseguradoras ofrecieron seguros que cubrían este esquema y que fueran diferentes al de autos particulares y taxis.

5. Cambios en el esquema de transporte público

Con oferentes de transporte privados y gente que está dispuesta a pagar más a cambio de otros beneficios como seguridad y facilidad de pago, las redes de transporte público deben reevaluar si deben implementar cambios o aliarse para crear empresas, como ahn hecho algunos concesionarios, mientras que otros han atacado abiertamente a la competencia. Esto duplica las labores de los gobiernos locales que deben establecer políticas que permitan una coexistencia de ambas opciones de transporte que aportan impuestos.

6. Redefinición del papel de universidades y centros educativos

La aparición de Wikipedia significó el fin de enciclopedias en CD como Encarta. Ahora, las opciones de cursos a bajo costo en plataformas como MasterClass, Domestika o Coursera representan un reto para centros educativos que viven de esos cursos de manera presencial, pero también para universidades que viven de la relación calidad-precio, por lo que tendrán que replantearse el objetivo de su sistema educativo y dar a sus alumnos más valor en sus cursos por lo que pagan.

7. Más tráfico sin un propósito útil

En el caso de servicios de transporte cuyas ganancias dependen de la frecuencia de uso como Uber, Didi o Lift, deben mantenerse circulando para tener más oportunidad de recibir solicitudes de viajes. Creando tráfico sin que necesariamente se dirijan a un punto en particular e incluso aumentando el riesgo de choques o atropellamientos. En el caso de servicios de renta de bicicletas o scooters como Mobike o Bird, debe buscarse un orden o zonas designadas para estos vehículos ya que al poder dejarse en cualquier lugar pueden ocupar espacios públicos o lugares designados para autos, aumentanto también el tránsito de quienes buscan lugares para estacionar (aparcar).

¿Qué es la economía colaborativa?

La masificación de internet a finales de la década de los 2000 con la llegada de los smartphones, tablets y las redes wi-fi domésticas permitieron a grandes grupos de personas, comunidades y empresas estar conectadas 24/7 a bajo costo, compartir información y realizar transacciones en tiempo real respaldados por mecanismos avanzados de seguridad.

Esto abrió la puerta a que surgieran empresas cuyas operaciones principales serían en línea y los beneficios pueden disfrutarse de forma más inmediata, en muchas ocasiones sin tener que pagar por la propiedad de productos y servicios. En vez de eso, se paga por su uso temporal, aunque no es su único uso.

Comúnmente se le conoce a este nuevo modelo como Economía Colaborativa y ya está modificando drásticamente la economía como la conocemos. Este consiste en intercambiar bienes y servicios a través de plataformas digitales con un enfoque en las necesidades de los usuarios y no del beneficio económico final.

En este esquema, en lugar de que las empresas inviertan en infraestructura física para hacer llegar productos o servicios, enfocan esos recursos a diseñar y construir plataformas en línea para fungir como intermediarios: conectan a las personas que cuentan algún producto o servicio y lo ofrecen a cambio de un beneficio económico con aquellas que lo requieren de manera temporal. La empresa cobra una comisión por la operación de la plataforma y todos los involucrados obtienen algo de valor a cambio de su inversión.

Muchas empresas que han experimentado un crecimiento acelerado en los últimos años pertenecen a este esquema y su éxito también implica el declive de otros productos y servicios, como la de taxis, enciclopedias y hoteles. Sin embargo, hay diferentes categorías en la economía colaborativa y son las siguientes:

Consumo colaborativo

El más conocido, permite intercambiar bienes y servicios por medio de intermediarios digitales. Los ejemplos más conocidos son Uber y Airbnb para transporte y hospedaje, aunque también incluye renta de vehículos como Mobike, Ecobici o Bird o transporte público para grandes cantidades como Jetty.

Conocimiento abierto

Incluye plataformas para intercambiar información y difundir conocimiento sin altas inversiones ni intermediarios costosos. Algunas veces son sin costo o se sustentan con donaciones como en el caso de Wikipedia y TED o pueden ofrecer cursos en línea a un costo menor que los centros educativos como en el caso de MasterClass y Coursera.

Producción colaborativa

A diferencia del consumo colaborativo, en este caso la empresa que ofrece los productos o servicios también los produce, como en el caso de WeWork para espacios de trabajo, Aliada para servicios de limpieza, Tesla para automóviles eléctricos o Mi cuento para libros infantiles.

Finanzas colaborativas

Desde microcréditos o crowdfunding, este modelo permite obtener financiamiento para proyectos conectando a quienes están dispuestos a financiar, aportar o invertir como los proyectos que lo requieren. Kickstarter y Fondeadora son ejemplos de donaciones o aportaciones sujetas a una meta de fondeo, mientras que Kueski es una joven opción de microcréditos.

SAP Hybris

¿Buscas desarrollar tu talento en otro país colaborando con una de las firmas líderes en el sector TI?

Si eres especialista en SAP Hybris, únete a nuestro programa de Intertalent en Málaga, España.

Formación Académica:

Titulado en Lic. / Ing. De Sistemas, Computación, Informática o afín.

Experiencia: 2 a 4 años mínimo en:

  • Implementación y desarrollo de JavaSpring
  • Proyectos JavaSpring orientados al cliente
  • 1 año trabajando con Hybris.

Conocimientos en:

  • Java Spring
  • GIT
  • Linux y Unix Shell
  • Apache
  • HTML
  • CSS
  • JavaScript
  • Jenkins

Idioma: Inglés avanzado (escrito, hablado, leído)

Lugar de trabajo: Málaga, España

Ofrecemos:

  • Sueldo: $50,000 – $60,000 mensuales
  • Aprendizaje en experiencia Internacional
  • Movilidad laboral
  • Asesoria en Tramites

Interesados, deja tu CV aquí poniendo el título de la vacante.

Envía tu CV

7 Apps que sirven como life hacks

Aumentar tu productividad diaria, hacer buen uso de recursos, sacar provecho al tiempo o
simplemente evitar que se te vaya el día volando son objetivos comunes en el ámbito
profesional.
Los smartphones brindan la oportunidad para elevar la productividad, reducir tiempo o
lograr tareas con menos uso de recursos por medio de apps gracias a toda una biblioteca
en la que hay tanto opciones gratuitas como de paga, siendo estas nuestras
recomendaciones:

  1. Sleep Cycle
    Una de las más populares apps para monitorear el sueño y lograr un mejor descanso.
    Sleep Cycle usa los acelerómetros del teléfono para detectar el movimiento al dormir.
    Solo se requiere abrir la app y avisarle el rango de horas en los que se piensa despertar,
    así comienza a monitorear los movimientos para detectar las fases de sueño y hacer sonar la alarma en una fase ligera. Además, te muestra una gráfica del monitoreo para poder detectar tus hábitos al dormir y tus horarios de mayor descanso.
  2. Google Docs
    La mejor aplicación de la suite online se Google para crear y editar documentos de forma totalmente gratuita. A diferencia de las hojas de cálculo y diapositivas, la app se mantiene sencilla para lograr la mayor cantidad de opciones en el menor espacio posible y puede lograr muchas de las funciones de Word, siendo compatible con este y fácil de usar en computadoras, tabletas y teléfonos móviles al grado de que incluso se puede usar sin conexión.
  3. Canva
    Imagina ahorrar tiempo y practicar tu creatividad al hacer tus propios diseños para
    pósters, invitaciones a eventos, e incluso publicidad para tu negocio con tan tolo el
    teléfono. Canva ofrece esa opción y de adapta de acuerdo a lo que necesites de una forma sencilla de entender.
  4. Skyscanner.
    Las apps de viajes muchas veces se centran en viajes, vuelos y hoteles con un rumbo fijo
    pero, ¿qué pasa si requieres visitar varias ciudades o países sin que la planeación sea un desastre financiero? Esta app te permite encontrar las mejores opciones para hospedarte y moverte entre cada ciudad. Ideal para viajeros frecuentes o para planear vacaciones prolongadas.
  5. Duolingo.
    Durante mucho tiempo era difícil tener los recursos para aprender un segundo o tercer
    idioma, pagar un curso, aprobar los módulos, viajar al lugar donde tendrían lugar las clases y esperar años para tener resultados evidentes. Duolingo permite aprender cualquier idioma de manera autodicacta, a tu propio ritmo y midiendo los avances, lo cuál te permite tener conocimiento básico de varios idiomas ahorrando tiempo y dinero. Además existen versiones para computadoras de escritorio, amigables con pantallas táctiles como las de las tabletas e incluso permiten reconocimiento de escritura.
  6. Evernote
    Un problema muy común en la era de los smartphones es la dificultad para tomar
    apuntes, organizarlos y recordar dónde quedaron: desde nombres de contactos hasta
    contraseñas y conceptos clave de una conferencia o evento. Evernote permite no
    solamente tomar notas de manera rápida sino organizar esa información para su uso.
  7. Uber
    Algunos de los gastos más comunes en zonas urbanas son los relacionados con los
    automóviles: mensualidades, gasolina, estacionamientos, seguro y reparaciones,
    consumiendo tanto dinero como tiempo. Por ello Uber se ha ubicado a la cabeza de las
    apps de economía colaborativa en la que no tienes que poseer un bien para disfrutar de
    sus beneficios. Para 2019, la empresa busca lanzar una calculadora que permita comparar el gasto mensual y total de comprar un coche en comparación con el uso de un servicio como el de Uber.