7 gadgets que no lograron conectar con los usuarios

La tecnología avanza a pasos agigantados, de manera que avances que hace algunos años conocimos apenas por portales de noticias o reportajes de TV ahora se usan de forma cotidiana. Tecnologías como las pantallas táctiles, las conexiones 5G, el almacenamiento en la nube, las redes wi-fi de banda ancha y periféricos sin cables son parte de nuestra vida diaria gracias a que llegaron productos novedosos a nosotros.

Sin embargo, han habido casos de gadgets que, a pesar de ser novedosos o traer tecnología nueva, fueron un fracaso en ventas y tuvieron que ser retirados del mercado.

Virtual Boy

La que se anunciaba como la primera consola de realidad virtual de Nintendo fue lanzada en 1995 e incluía un visor de color rojo con su base y un control individual, pero su esquema de juego no era lo que los jugadores esperaban: de entrada, el juego solamente podía verse en tonos de rojo aunque incorporaba vista en 3D, era nula la interacción con otros jugadores, la base no podía ajustarse, lo que causaba dolores de espalda y no existían opciones de juegos que realmente justificaran el precio o que explotaran el concepto de realidad virtual por lo que se convirtió en el primer fracaso comercial de la firma de videojuegos.

Google Glass

Uno de los esfuerzos más costosos de Google para llevar la realidad aumentada a la vida cotidiana se presentó en 2012 y generó muy buenas reseñas en la prensa y especulaciones sobre la integración de la RA en la vida cotidiana. Buscaba realizar las funciones de un teléfono sin usar las manos, reaccionando incluso con comandos de voz e incluyendo un sistema operativo Android. Su precio de 1,000 euros hizo que su venta no tuviera el éxito esperado y se limitó al Reino Unido. En 2015 Google dejó de producir copias de su prototipo y en 2017 se lanzó una versión especial para empresas, pero nunca se vendió a escala global.

Pantallas 3D

Con el resurgimiento de las salas 3D a principios de la década de 2010, la industria de electrónicos no se quiso quedar atrás y desarrolló sus primeras propuestas de televisores con esta tecnología. Incluso varios modelos salieron al mercado. Marcas como Samsung y Sony buscaban ganar el mercado, lanzando desde modelos que incluían sus propios lentes especiales hasta pantallas que no requerían lentes. Para este fin, las películas que se proyectaran requerían un tratamiento especial para convertirse a 3D y se requerían canales especiales de TV en este formato, por lo que los altos costos de desarrollo y adquisición hicieron que el concepto nunca despegara.

N-Gage

Nokia era el líder en teléfonos móviles a finales de la década de los 90 y principios de la de 2000, así que puso la mira en los juegos para móvil que en aquel entonces cobraban popularidad y quiso llevarlo más allá como competencia del Game Boy. Fue así como sacó el N-Gage, el primer teléfono-consola portátil. Problemas de usabilidad como el no poder interrumpir juegos para recibir llamadas o el tener que retirar la batería del teléfono para insertar el cartucho de cada juego no ayudaron mucho, además de su pantalla vertical. Aunque después se lanzó una versión mejorada, nunca gozó de gran popularidad y se considera el principio del fin de Nokia como líder en el sector.

Zune

En un mercado en el que el iPod controlaba el 70 por ciento del mercado, Microsoft lanzó su propio reproductor de MP3 en una amplia variedad de colores. Sin embargo, el diseño, forma de uso y facilidades para descargar y escuchar canciones no lo convirtieron en una opción atractiva frente al diseño y usabilidad del dispositivo de Apple. Se lanzó en 2006 y para 2011 fue retirado del mercado.

Netbooks

Esta década también vio el surgimiento de un nuevo tipo de dispositivos portátiles que estaban dispuestos a quitarle mercado a las laptops, particularmente con el mercado estudiantil. Las netbooks eran computadoras (ordenadores) portátiles de dimensiones reducidas (9-11 pulgadas de pantalla) habilitadas para navegar por Internet. Sin embargo, su poca memoria no permitía correr varios programas al mismo tiempo, el almacenamiento se saturaba muy pronto y su poco tiempo de vida útil (poco más de un año) les hizo perder ante las recién llegadas Macbook Air

Playbook

El primer gran contendiente ante el surgimiento del iPad fue Blackberry Playbook en 2010. En aquel entonces la empresa era famosa por los protocolos de seguridad en sus dispositivos, así que era un competidor natural, sin embargo el dispositivo tuvo muchos inconvenientes, como no contar con acceso a correo electrónico, calendarios, libreta de contactos o Blackberry Messenger, así como a conexiones 3G, lo cuál hizo que desde el principio estuviera en desventaja y aunque se corrigieron esos aspectos en versiones posteriores, poco después fuera descontinuado.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] se crea un entorno artificial en el que puede interactuar de una forma similar a la cotidiana. El gadget más común es el visor, ya que la vista es el principal dispositivo, aunque se han desarrollado dispositivos periféricos […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *