5 robots que están innovando la industria

Desde su incursión a gran escala, los robots han sido parte de nuestra economía en
actividades muy puntuales que pueden ser muy específicas, rutinarias o peligrosas para el
ser humano o que requieran un apoyo extra. Desde armando de automóviles, exploración
espacial, manejo de materiales o cirugías de precisión, la ayuda de la robótica ha sido
clave.

Los avances tecnológicos brindan muchos beneficios al diseño y construcción de robots: la
incursión de internet, procesadores de alta velocidad, materiales más ligeros y a menor
costo hace posible no solamente diseñar y crear robots con mayores funciones sino que
sea más sencillo ensamblarlos y operarlos.

Estos últimos años nos han otorgado ejemplos de los avances que puede tener la robótica.

Para muestra, estos 5 ejemplos:

ASIMO

Lanzado en el 2000 por la empresa Honda, Asimo (Advanced Step in Innovative MObility)
lleva en su nombre un homenaje al escritor Isaac Asimov, autor de ciencia ficción y
creador de las 3 leyes de la robótica. Se han construido 3 generaciones de este robot, la
más reciente en 2011, siempre enfocadas en demostrar los alcances den movilidad que
pueden presentar los autómatas. La primera versión era capaz de caminar y la tercera
puede subir escaleras.

PEPPER

Softbank lanzó este robot en 2014 y está diseñado para reconocer emociones y reaccionar
en consecuencia. Cuenta con cámara y micrófono que registran los gestos faciales y el
tono de voz del interlocutor y analizarlos. Está equipada con una pantalla táctil, lo cuál
puede servir para tomar órdenes o medir la satisfacción del cliente.

ATLAS

Uno de los robots humanoides más avanzados, Atlas fue creado por Boston Dynamics en 2013. Originalmente fue diseñado para tareas de búsqueda y rescate, por lo que sus extremidades tienen alta movilidad y sus manos cuentan con dedos articulados. Existen 3 versiones con mejoras continuas como la incorporación de cámaras, micrófonos, sensores e iluminación LED.

AIBO

Sony lanzó en 1999 la primera versión de Aibo (“Amigo” en japonés) como el primer perro robot mascota para uso en el hogar y se dejaron de producir en 2006. Puede interactuar con el entorno, mostrar emociones, seguir objetos con su cámara, cuenta con reconocimiento sonoro y facial, sensores y conexión Wi-Fi. En 2017, la firma anunció un nuevo prototipo que incorpora aprendizaje gracias a que puede obtener información de la nube.

SOPHIA

Haciendo historia como el primer robot que cuenta con ciudadanía (saudí), Sophia fue creada por Hanson Robotics en 2016. Fue concebida para aprender del comportamiento humano e interactuar en consecuencia. A diferencia de los demás robots, esta se enfoca en el rostro, ya que puede establecer conversaciones, distinguir entre personas, mantener contacto visual y hablar usando un lenguaje natural, actualizando sus respuestas gracias a su conexión a la nube. En 2018 la actualizaron para incorporarle piernas y la habilidad de caminar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *