¿Cómo buscar un mentor?

¿Ya tienes un mentor? Para muchos jóvenes profesionistas, admitir que necesitan un guía es el primer paso para darle a su carrera un buen impulso.

Las personas de negocio más exitosas han tenido mentores. Richard Branson, Mark Zuckerberg y Bill Gates son solo algunos ejemplos que cosecharon los beneficios de tener un buen consejero.

¿Qué hace que una persona sea un buen mentor?Lo ideal es que sean personas que ya lograron lo que tú buscas conseguir. También debe ser alguien que te agrade para ir a pasar el rato y a quien le tengas confianza porque en algún punto de la vida le harás preguntas complicadas, así que también debe ser alguien capaz de hacerte críticas constructivas.

Nosotros de damos 5 puntos a considerar al momento de elegir un mentor.

1. Empieza con quien conoces

Hacer networking es difícil. Sin embargo, solo te toma 10 minutos al día mejorar tu red de contactos. Empieza evaluando a las personas que conoces: contactos de LinkedIn, teléfono, amigos en Facebook, antiguos jefes, cuentas en Twitter. Haz un poco de investigación y ve si entre los contactos que ya tienes puedes tener un posible mentor.

De no ser así, empieza a formar nuevas conexiones a través de asociaciones o cámaras de comercio locales. Identifica a oradores públicos del tema que te interesa cuando vayas a eventos y preséntate

2. Únete a una incubadora

 Un servicio por el que no se paga, al menos de manera directa, es una incubadora de negocios. Se trata de organizaciones dedicadas a impulsar el crecimiento de startups. Algunas, como Combinator, están respaldadas por capital de riesgo que tiene la capacidad de invertir. Otras, como CTNext, están apoyadas por los gobiernos locales. De cualquier manera, te darán un “bufé” de mentores, coaches y contactos de negocios, así como acceso a capital semilla y servicios profesionales.

3. Busca un “matchmaker”

Hay servicios en línea que te conectan con mentores a la medida. Funcionan como las páginas de citas en línea ya que pagas para que te contacten con el especialista que mejor se acomode a tus necesidades. El lado negativo de esta herramienta es que no podrás elegir directamente a tu mentor y tendrás que apegarte a una serie de condiciones de servicio.

4. Asegúrate de ser el mejor aprendiz

No hay nada que destruya una relación de mentoría más rápido que un aprendiz que haga perder el tiempo a su guía.  Aquí van unos tips para ser el tipo de persona que los expertos busquen apoyar:

-Sé entusiasta al aprender y resiste el reflejo de excusar todas tus acciones.

-Haz las cosas que te aconsejan y dale un seguimiento de tu progreso al mentor.  Si decides no seguir su consejo, explícale la razón.

-Mantén el contacto. Recuerda que la pelota siempre está en tu cancha y te toca comunicar cómo va progresando tu trabajo. No esperes que el mentor haga todo el trabajo.

– Sé agradecido. Apoya en lo que puedas a tu mentor, como comentar en sus publicaciones o recomendarlo con nuevos clientes

5. Convence al mentor

La mentoría no se trata solo de ti. Es importante que el experto que te apoye también reciba algo positivo de la experiencia. Demuéstrales porqué deben guiarte, ya sea porque ayudará a su propia carrera o hará crecer su negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *