7 perfiles que aportan en equipos exitosos.

¿Cuál es el secreto al momento de construir un equipo? El poder determinar si será un éxito o no depende de los miembros que formen parte de este y las interacciones que surjan entre los mismos.

Si bien el conocimiento técnico es clave para la operación y el éxito de un proyecto, también tienen importancia las soft skills, habilidades interpersonales que son difíciles de medir, pero aportan también a la dinámica de los grupos.

Teniendo esto en cuenta, existen perfiles con rasgos de personalidad bien definidos que aportan a sus respecticos equipos. En ocasiones una persona tendrá rasgos de 2 o 3 tipos que los convierten en elementos de alto valor.

Estos 7 perfiles se encuentran entre los más valorados por las empresas:

1. El Líder

Es el miembro con una visión amplia del equipo, que mediará conflictos, facilitará la comunicación, junta y unifica al equipo alrededor del objetivo sin tener que hacerlo todo solo. En ocasiones quien dirige del equipo no necesariamente tendrá cualidades de líder e incluso otro miembro de equipo asuma ese rol en ausencia de liderazgo.

2. El Experto

Conjunta el conocimiento técnico con los procesos, asesora a otros y aporta en áreas en las que se requiera del dominio de algún tema en específico, una plataforma o maquinaria. Aporta orden, disciplina y una metodología formal al trabajo.

3. El Creativo

Aquel que genera ideas y propuestas de solución a los problemas y retos que enfrenta el equipo, que aporta alternativas y suele ser proactivo e innovador, aunque de la conceptualización a la planeación puede tener dificultades.

4. El Entusiasta

Podemos identificarlos por sus ánimos y deseos de trabajar por el bien común, ven por los demás, ayudan, se comprometen y promueven la convivencia y socialización entre los otros miembros. Son optimistas y tienen habilidades de persuasión.

5. El Investigador

Es un perfil que se enfoca más a los hechos y a la información con la que se cuenta, que plantea preguntas para llegar a la solución correcta, que se informa y documenta, que provee las bases para echar a andar el proyecto.

6. El Planificador

No puede existir orden sin alguien que se enfoque en planear los procesos y darles seguimiento, que busquen estrategias para mejorar procesos o aumentar la eficiencia. La capacidad de análisis y de plantear rutas de solución alternativas es clave.

7. El Comunicador

Este perfil ayuda a tender lazos entre los miembros del equipo y con otras áreas. Requiere habilidades de comunicación interpersonal, oral y escrita, capacidad de adaptarse ante sus interlocutores. Es bueno para negociar, solucionar conflictos y promover ideas con el líder.

Practicas sustentables que aplican las empresas

Implantar una estrategia de sostenibilidad en cualquier tipo de empresa se ha demostrado que es rentable. Supone en la mayor parte de los casos ser consciente de la cantidad de recursos que se consumen y conocer aquellos puntos de la cadena de valor donde hay ineficiencias.

En grupo CINTE nos preocupamos por el medio ambiente es por eso que traemos para ti 5 claves sustentables que puedes tomar en cuenta en tu centro de trabajo.

1. Mide los consumos de agua y energía y generación de residuos. El primer paso es entender el nivel de consumo de las operaciones de la empresa. Es común dar por hecho que el proceso consume mucha energía o se genera merma. Cuando se revisan las facturas de varios periodos y las especificaciones del proceso, se puede llegar a entender si existen desviaciones en el consumo. La generación de residuos es un tema de suma importancia, ya que un residuo es materia prima que no se transformó en producto, en la que se gastó al momento de comprarla y la que al ser transformada en el proceso, se gastará al disponerla como desecho.

2. Revisa tus procesos e identifica las áreas donde se realizan los mayores consumos de recursos.  Realiza un recorrido por las instalaciones de la empresa e identifica en un plano o mapa las áreas donde se consumen los recursos. Determina los puntos donde se realiza el mayor consumo o se generan residuos.

3. Identifica posibles medidas para reducir consumos. En equipo y con los datos de consumo y puntos de generación, identifiquen oportunidades para generar ahorros. Elabora una lista de los proyectos, anotando la inversión necesaria para su implementación y los ahorros estimados. Dale prioridad a los proyectos con baja inversión, incluso puede haber algunos que no la requieran. Por ejemplo, puedes iniciar con inculcar en tus empleados una cultura del ahorro de energía, a través de prácticas  sencillas que pueden adoptar con un mínimo esfuerzo.

4. Implementa y mide los resultados. Una vez que elegiste los proyectos de mejora, procede a obtener la autorización de la Dirección General de la empresa e impleméntalos lo antes posible. Mide los resultados para verificar las estimaciones de ahorro. Esta será la mejor forma de vender iniciativas de sustentabilidad ambiental.

5. Utiliza los ahorros para implementar proyectos de mayor impacto. Si los proyectos de baja o nula inversión generaron ahorros, utilízalos para financiar otros proyectos que requieran mayor inversión pero que tienen un impacto ambiental y económico mayor. Por ejemplo, Comercializadora Cantú cambió el techo de sus instalaciones para permitir la entrada de más claridad y utilizar menor iluminación artificial durante el día. Posteriormente instaló celdas fotovoltaicas para generar su propia electricidad.